Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA

Dr. Barthe: «¿Consejos para la piel? Higiene,  hidratación y protección solar»

    

El dermatólogo Luis Barthe en su nueva consulta de la avenida Galicia. Imagen propiedad de El Comercio.

Imagen propiedad de El Comercio

Nuestro dermatólogo, en una entrevista publicada ayer, día 20 de enero de 2019, en el diario El Comercio. 

Luis Barthe (León, 1960) empieza el año estrenando consulta en la avenida Galicia. El traslado, desde Marqués de Teverga, obedece a querer actualizar las instalaciones y los servicios ofrecidos por el dermatólogo. Además, piensa ampliar plantilla a lo largo de este año y adentrarse poco a poco en ámbitos como la cirugía estética y la depilación láser.

-¿Cuándo se han trasladado?
-Hace una semana más o menos. Nos hemos cambiado con el ánimo de actualizar las instalaciones y los servicios. Además, yo antes trabajaba solo y ahora está conmigo el dermatólogo Daniel González. Pretendemos hacer cosas que antes no hacíamos.

-Por ejemplo...
-Algo más de estética, que nunca hicimos. Hay mucha demanda y, por falta de tiempo, antes no lo hacía.

-¿Cuántos están aquí ahora?
-Ahora mismo somos dos dermatólogos y dos personas de apoyo, pero seremos más.

-¿Cuándo pretende aumentar la plantilla?
-A lo largo de este año. Creo que terminaremos siendo cuatro dermatólogos. Me gustaría que hubiera gente joven y menos joven, experiencia y empuje. A mí me gusta trabajar con ellos porque aportan mucho. La experiencia de uno es importante, pero los jóvenes tienen una visión buena y actual. Todo evoluciona muy rápido, como la informática, y ellos la dominan mejor.

-¿Qué servicios tiene la clínica?
-Pues es un espacio de 150 metros cuadrados, exterior y muy accesible. Disponemos de dos consultas grandes, un quirófano para pequeñas intervenciones y una sala de apoyo para poner una lámpara de ultravioletas. Además, hay dos baños adaptados para el uso de cualquier persona, una sala de espera, la secretaría y el archivo.

-¿Cómo es el archivo?
-El archivo está preparado para ser muy seguro. La protección de datos ahora es muy importante, especialmente los datos médicos. Es un tema que he cuidado mucho de siempre. Para mí es una prioridad. Cuando la gente empieza a trabajar aquí los mentalizo de que este tema es muy importante. La verdad es que lo llevo un poco al extremo, si tengo que comunicarme con pacientes lo hago por correo postal, no por electrónico. Me parece mucho más seguro.

-¿Cuántos pacientes tiene?
-Muchísimos. En cierta parte nos hemos cambiado para poder dedicarles más tiempo, es una vieja aspiración que he tenido siempre. Muchas veces no puedes dedicarles el tiempo que te gustaría, pero iremos corrigiéndolo.

-Además, sigue dando consulta en el Centro Médico...
-Sí. Yo empecé allí a pasar consulta, y en la Clínica Asturias, hace veinte años. A mí me dieron trabajo cuando lo pedí y eso no lo olvido. Mientras cuenten conmigo, seguiré yendo.

-¿Por qué se decidió usted a ser dermatólogo?
-Es una especialidad que me encanta. Es muy variada, se puede hacer cirugía, se pueden tratar patologías, hay una parte de cosmética, también parte investigadora. Es una especialidad muy completa y que te permite trabajar en el ámbito privado, ya que no necesitas grandes infraestructuras.

-También es tradición familiar...
-Sí. Mi tío Adolfo Barthe Aza fue dermatólogo y yo trabajé en la misma mesa con él durante diez años. Hay muchos pacientes que han seguido viniendo a la consulta aunque él ya no esté.

-¿Cuál es el principal motivo por el que la gente acude a consulta?
-Hay una decena de patologías que son las más comunes como el acné, la psoriasis, las verrugas...

-¿Está ahora la gente más informada que antes? ¿Se cuidan más?
-Más no, muchísimo más. La gente se preocupa y valoran más los cuidados en general.

-Para esa preocupación a veces se busca en internet...
-Sí, pero no es buen sitio para mirar, salvo para algo muy puntual. En internet la información está demasiado sesgada y nunca va a ser personalizada. No hay que cometer el error de darle demasiado peso a esas informaciones.

Gente más formada
-También tendrá pacientes hipocondríacos...
-Sí, hay bastantes, y otros que deberían serlo más. Son muchas consultas y ves absolutamente de todo, pero la gente está mucho más formada que antes.

-¿De temas dermatológicos desde cuándo se preocupa la gente?
-Pues desde hace quince años se ha notado mucho. Yo trabajé en Bélgica seis años, volví a Oviedo hace veintidós. Allí veías gente en la consulta y lo primero que pensabas es que eso en España no se consultaría. Eso ha ido cambiando.

-¿Alguna satisfacción que le haya dado esta profesión?
-Me las da todos los días, pero por ser concreto, diagnosticar una patología grave en un estadio temprano es muy importante.

-Comentaba que quiere introducirse en la estética...
-En dermatología siempre hacemos algo de estética, porque está muy ligado. Pretendemos hacer bótox, que lo hará mi compañero, o depilación láser. Pero será más adelante. Va a ser algo lento, poco a poco.

-¿Tiene pacientes de fuera de Oviedo?
-De toda Asturias, y también de fuera. Aquí han venido pacientes de mi época en Bélgica. También vienen muchos de Londres. Igual un viernes vienen cinco seguidos que viven allí, y vienen todos juntos en el mismo vuelo.

-¿Cómo fue su época en Bélgica?
-Fue genial, estuve seis años. Volví porque mi mujer, que también es médico, no quería quedarse allí, y además mi tío me reclamó para trabajar aquí con él. Allí, como vas a trabajar, te valoran más.

-¿Qué les diría a los futuros dermatólogos?
-Que vale la pena, por duro que sea. En esta especialidad hay momentos muy buenos. La dermatología ha crecido y tiene campo para seguir creciendo. Lo importante es que uno tenga proyección, que haya posibilidad de mejora si uno se esfuerza.

-¿Qué consejos daría para cuidarse la piel?
-Una correcta higiene, hidratación, protección solar, no abusar del sol y consultar de manera precoz cualquier tipo de cambio que vea en su piel.

-En mayo hay elecciones locales...

-En ellas votas a la persona y no al partido. Ojalá que gane el mejor y, si puede ser, por mayoría absoluta. Esto exige intervenir, es el momento de que alguien haga algo.

María Gutiérrez Díaz

Departamento de Comunicación