Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:
 

Densitometría

Calidad y seguridad

La densitometría ósea es una prueba diagnóstica que sirve para medir la densidad de calcio existente en nuestros huesos, por lo que su uso más común es para el diagnóstico de la osteoporosis y para valorar el riesgo de fracturas. 

El Centro Médico de Asturias cuenta con un nuevo densitómetro, el GE Lunar, de la famosa multinacional del sector Healthcare, General Electric. Este equipo proporciona una visión clara y profunda para ayudar a valorar la densidad ósea, el riesgo de fracturas, la composición corporal o la evolución de nuestros pacientes ante un tratamiento que puede interferir en la estructura del hueso. 

El avance con este equipo nos ofrece una excelente calidad, pensada para la proporción de imágenes de alta resolución y máxima precisión que permiten evaluar con seguridad los dis­ tintos tipos de paciente.

Los servicios de Ginecología, Traumatología y Reumatología son los principales de­ mandantes de esta prueba.

Servicio de Densitometría del Centro Médico de Asturias
Servicio de Densitometría del Centro Médico de Asturias

El antes y el después de la prueba

A su llegada a la Unidad de Densitometría, una o uno de nuestros técnicos especialistas en imagen para el diag­nóstico lo recibirá y le dará las instrucciones oportunas antes de realizarle el estudio.

Debe retirar parte de su ropay se le facilitará una bata. El siguiente paso es conocer su peso y su altura, des­pués llega la horade tumbarse y ponerse cómodo, pero no por mucho tiempo, ya que tan solo cinco minutos es el tiempo medio necesario para la realización de dicha prueba.

Una vez tumbado, normalmente nos centramos en el estudio de la columna lumbar y de la cadera. Si se mide la columna vertebral, las piernas estarán elevadas sobre un cojín, para así apoyar la espalda correctamente en la mesa de exploración. ¡Solamente tiene que relajarse y permanecer quieto!

Al contrario que en algunas pruebas radiológicas no es necesaria la utilización de protectores de plomo contra la radiación en ningún caso, ya que la dosis emitida es muy baja.

El técnico manejará la máquina y le dará las pautas a seguir para conseguir un estudio óptimo para el diag­nóstico. Una vez finalizado, el técnico se encarga del análisis y de la corrección de los parámetros que hayan podido salir alterados por la anatomía del paciente, la mala colaboración o el análisis más exhaustivo por la presencia de una artrodesis en pacientes operados o por una patología no descrita en la historia clínica que aparece como un nuevo hallazgo.

Una vez terminada la prueba, no sentirá nada raro en la zona que ha estado sometida a estudio. Puede que sea necesario realizar esta prueba cada dos años si se solicita para comprobar la eficacia de un tratamiento o detectar la osteoporosis de forma precoz.

Los resultados de la densitometría ósea se obtienen en el mismo momento de hacerla, pero es necesario que un médico experimentado en este tipo de pruebas los inter­prete. En el Centro Médico lo hace un radiólogo, que su­pervisa la realización de la prueba y analiza los resultados que se obtienen redactando el informe que entregará al facultativo que le haya solicitado la prueba (reumatólogo, médico de atención primaria, endocrinólogo...).

 

Técnico

María Ángeles Cuesta Fernández
María Ángeles Cuesta Fernández

Técnico de Radiodiagnóstico