Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:

Nuestra historia

                  

El Centro Médico de Asturias nacía en 1978
Evolución del Centro Médico, segunda fase del edificio
Un edificio con Área de consultas externas
El Centro Médico de Asturias completa su metamorfosis con su nueva fachada

El Centro Médico de Asturias abrió sus puertas el 10 de abril de 1978. Fue fruto de una iniciativa privada promovida por médicos y empresarios asturianos que, ya en 1973, cuando la región parecía haber alcanzado su máximo desarrollo hospitalario, fueron conscientes de que la demanda de asistencia sanitaria superaba ampliamente los medios disponibles en aquel momento.

Fue entonces cuando un importante y nutrido colectivo médico, al que se le incorporó capital sabedor de esa necesidad, estimó precisa la colaboración de la iniciativa privada en la atención de los enfermos asturianos. 

El 29 de abril de 1974 se constituye la sociedad Medicina Asturiana, S. A., que es la propietaria del Centro Médico de Asturias, para cuya construcción se adquiere una parcela de 37.230 metros cuadrados en la parroquia ovetense de Latores, rodeada de zona forestal y a sólo dos kilómetros del centro de la capital del Principado. Poco después comienza a levantarse el nuevo y moderno centro sanitario, cuyos arquitectos fueron Manuel Calvete y Jesús Herrero. 

El Centro Médico de Asturias se concibe, precisamente, con esa idea de modernidad, asentada, a su vez, en tres pilares sin los cuales un hospital no puede ocupar el lugar de privilegio que se le otorga en la actividad sanitaria, ni conquistar una autonomía responsable.

Esos tres pilares son el equipamiento necesario, el personal adecuado y una edificación funcional; todos ellos imprescindibles para que la asistencia sanitaria pueda entenderse, no como un hecho aislado que aporte unos medios técnicos y científicos, sino como una actividad integral y humana.

Estas mismas exigencias son las que han inspirado la creación del Centro Médico de Asturias. A lo largo de todos estos años, su puesta en funcionamiento ha sido una experiencia intensa, y junto a un espíritu crítico sin reservas, el análisis de la función y la gestión han de estimarse muy satisfactorias. Pero todo ello no hubiera sido posible sin el esfuerzo y la colaboración de todo el personal del Centro, que hizo suyos desde un principio estos conceptos de asistencia, y que nunca ha escatimado dedicación y afán de superación, aceptando siempre un orden estricto y un respeto máximo al paciente y sus condiciones. 

Por todo ello, el Centro Médico de Asturias no ha dejado de crecer. En 1991 fue ampliado el edificio en 1.400 metros cuadrados y se abrió una segunda ala simétrica a la ya existente, destinada íntegramente a Consultas Externas. Doce años después, en 2003, una nueva ampliación aportó al edificio 4.178 metros cuadrados más, concediendo más espacio, de nuevo, a Consultas Externas, pero también a nuevos laboratorios de Anatomía Patológica y Microbiología y al área de Rehabilitación.

Sin embargo, en 2007 fue acometida una tercera ampliación, centrada en el área de Urgencias, a cuyo término, en el primer trimestre de 2008, la superficie dedicada a este servicio quedó duplicada.

Las obras se han completado en el periodo de 2015-2017, con más de 1.500 metros cuadrados de superficie ampliada. El proceso ha conllevado una reforma integral de la planta baja, de los servicios principales del Centro, un nuevo sistema de admisión de pacientes, nuevas áreas de Medicina nuclear, servicio de Pediatría, sala de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), mejoras de acceso y del circuito interno de los pacientes. 

Actualmente, Corporación Masaveu es el socio mayoritario de Medicina Asturiana S.A.