Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:

Ictus Cerebral o Accidente Cerebrovascular (ACV)

      

Cerebro
Nutrición

Cerebro

Nutrición

     

Neurología

El ictus es una enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. También se la conoce como Accidente Cerebro Vascular (ACV). Ocurre cuando un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro se rompe o es taponado por un coágulo u otra partícula.

Debido a esta ruptura o bloqueo, parte del cerebro no consigue el flujo de sangre que necesita. La consecuencia es que las células nerviosas del área del cerebro afectada no reciben oxígeno, por lo que no pueden funcionar y mueren transcurridos unos minutos. Sus consecuencias dependerán del lugar y el tamaño de la lesión.

El Ictus es la segunda causa de muerte en España, la 1ª en la mujer y es la primera causa de discapacidad en el adulto. Cada año, esta dolencia afecta a 120.000 personas en España. El 35% de los afectados están en edad laboral. Provoca muerte o discapacidad grave en aproximadamente el 50% de los casos.

Sus estadísticas dicen que una de cada dos personas afectadas no se recupera y una de cada seis personas tendrá un ictus.

     

Ictus Cerebral

     

Un ictus es una interrupción brusca de la circulación cerebral

     

¿Cuáles son los factores de riesgo modificables?

  • Hipertensión arterial
  • Colesterol elevado
  • Tabaco, alcohol y drogas
  • Diabetes
  • Arritmias cardíacas (fibrilación auricular)
  • Obesidad
  • Vida sedentaria
  • Estrés

     

El 90% de los ictus son PREVENIBLES

     

¿Cómo podemos detectar un ictus?

  • Se tuerce un lado de la boca.
  • No puede mover un brazo o pierna, o las nota diferente.
  • Dificultad en el lenguaje (expresión o entendimiento).
  • Alteración visual brusca.
  • Dolor de cabeza inusual.

Cada minuto cuenta,

¡TIEMPO ES CEREBRO!

     

Nutrición

Dieta cerebrosaludable

Los adultos sanos deberían realizar como mínimo ejercicio aeróbico moderado-intenso durante 40 minutos de 3 a 4 días por semana. Es necesario mantener el peso óptimo evitando el sobrepeso y la obesidad.

Debe reducirse la ingesta de alimentos ricos en sodio, y aumentar la de ricos en potasio, para mejorar el control de la tensión arterial. Así como también la ingesta de grasas trans y aumentar el consumo de grasas poliinsaturadas y omega 3.

La dieta mediterránea rica en frutas, y verduras, legumbres, pescados y alimentos integrales, cereales con fibra suplementada con frutos secos y aceite de oliva puede ser de ayuda en reducir el riesgo de ictus.

    

Dieta mediterránea para prevenir el ictus cerebral
Dieta mediterránea para prevenir el ictus cerebral
Dieta mediterránea para prevenir el ictus cerebral

    

La dieta puede disminuir el riesgo de padecer ictus