Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:

Cáncer colo-rrectal

Un cáncer que se puede prevenir

El cáncer colorrectal (CCR) es el tumor maligno más frecuente en España, si se consideran ambos sexos, y la segunda causa de fallecimiento por cáncer. El CCR es un tumor prevenible y curable en el 90% de los casos si se detecta en fases iniciales, y en el que se ha demostrado que la implantación de programas de cribado poblacionales reduce la incidencia y mortalidad.

¿Cuáles son los principales factores que favorecen el cáncer colorrectal?


La mayoría de los cánceres colorrectales se desarrollan lentamente durante varios años. Antes de que se origine un cáncer, usualmente se forma un crecimiento de tejido o un tumor que es un pólipo no canceroso en el revestimiento interno del colon o del recto. Algunos pólipos (no todos) pueden transformarse en cáncer, y la probabilidad de transformarse en cáncer depende de la clase de pólipo.

El cáncer colorrectal, en más del 90% de los casos, NO es hereditario. Más del 75% de las personas que desarrollan cáncer de colon no tienen antecedentes de dicho cáncer en familiares cercanos.



Cáncer Colo-rrectal

¿Qué síntomas da el cáncer colorrectal?


La mayoría de los pólipos adenomatosos y el cáncer de colon en sus primeras etapas no producen síntomas. Por este motivo es muy importante realizar las pruebas de detección precoz de manera regular cuando no existen síntomas Los síntomas que produce el cáncer de colon son muy inespecíficos y no son diferentes de los originados por otras patologías benignas.

Los signos y síntomas más frecuentes son:

  • Presencia de sangre en las heces.
  • Cambios en la manera habitual de efectuar las deposiciones.
  • Molestias abdominales sin causa conocida, repetidas y de intensidad progresiva.
  • Pérdida de peso sin causa conocida.
  • Anemia ferropénica (falta de hierro) no detectada previamente y sin una causa que la pueda justificar.

¿Se pueden encontrar los pólipos y el cáncer colorrectal en sus etapas iniciales?


A menudo, las pruebas de detección rutinarias pueden encontrar el cáncer colorrectal en etapas iniciales, cuando es más probable curarlo. En muchas personas, las pruebas de detección también pueden prevenir el cáncer colorrectal por completo. Esto se debe a que algunos pólipos, o crecimientos, pueden ser encontrados y extirpados antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer.

  • Las pruebas y los exámenes más habitualmente usados para detectar el cáncer colorrectal incluyen:
  • Prueba de sangre oculta en heces : se recomienda realizarlas cada 2 años. En el caso de que sea positiva hay que realizar una colonoscopia.
  • Colonoscopia: se usa un tubo flexible para examinar todo el colon y el recto. Esta técnica permite, además, extirpar los pólipos que se vean durante la exploración.
  • Colonografía CT (colonoscopia virtual): un tipo de tomografía computarizada (CT) del colon y del recto.

¿A quién va dirigido el programa de cribado del cáncer colorrectal?

Si supera los 50 años, preste especial atención, está en una edad de riesgo para presentar un cáncer de colon. Si usted tiene antecedentes familiares de pólipos adenomatosos o cáncer colorrectal, debe hablar con su médico sobre la posible necesidad de comenzar las pruebas de detección antes de los 50 años de edad.

Los factores que favorecen el desarrollo del cáncer colorrectal son:

  • Edad: las probabilidades aumentan significativamente después de los 50 años de edad. Alrededor de 9 de 10 personas diagnosticas con cáncer colorrectal tienen al menos 50 años de edad.
  • Antecedente personal de cáncer colorrectal o pólipos colorrectales
  • Antecedente personal de enfermedad inflamatoria intestinal( enfermedad de Crohn/ colitis ulcerosa)
  • Antecedente familiar de cáncer colorrectal, pólipos adenomatosos o poliposis adenomatosa familiar