Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:

Banda gástrica

Una de las técnicas quirúrgicas para adelgazar más extendida a nivel mundial es la colocación de la Banda Gástrica Ajustable. En la actualidad, gracias a la cirugía de mínima invasión, es el procedimiento más seguro, rápido y con menor riesgo de complicaciones graves. 

El sistema consiste en un dispositivo inflable de silicona, conectado a un puerto situado sobre la musculatura del abdomen, a través del cual se puede ajustar la banda.

Por medio de una intervención quirúrgica de aproximadamente 45 minutos, realizada por vía laparoscópica (sin abrir el abdomen), la banda  se coloca en la parte más alta del estómago, rodeándolo circunferencialmente.

La banda se conecta a un puerto subcutáneo por medio de un tubo blando de silicona. El puerto se fija a la pared abdominal para poderse realizar los ajustes necesarios a la presión de la banda.

Para realizar los ajustes, el puerto se punciona a través de la piel con una aguja especial de calibre muy fino. La aguja está conectada a una jeringa, mediante la cual puede inyectarse o extraerse líquido del interior de la banda, según sea necesario.

El interior de la banda está recubierto por un globo de baja presión. Al inyectar líquido estéril en el puerto subcutáneo, el diámetro interno de la banda se modifica paulatinamente, conforme a las necesidades de cada paciente y cada momento. Esta presión estimula ciertos nervios en la pared del estómago, produciendo al portador de Banda Gástrica Ajustable una saciedad precoz y duradera.

De esta manera, la persona a la que se le implanta una Banda Gástrica Ajustable podrá realizar una dieta equilibrada, ingiriendo cantidades pequeñas de alimentos variados, y consiguiendo un adelgazamiento progresivo y mantenido.