Área médica del Centro Médico de Asturias en Oviedo
 
 
 
PEDIR
CITA
Está viendo:
 

Anestesiología

Control del paciente

La anestesia es la gran desconocida dentro de las especialidades médicas, no solo para el público en general, sino también para los propios profesionales sanitarios. La misión del anestesista es mantener las constantes vitales del enfermo en el transcurso de la operación. Además, también se ocupa de la posterior reanimación del paciente y, una vez superada esta fase, paliarle, en la medida de lo posible, el dolor postoperatorio.

Si algo saliera mal debe diagnosticar y reaccionar en segundos, así como de resolver con precisión cualquier anomalía que se produzca en el transcurso de la intervención. 

Igualmente, interviene en técnicas diagnósticas complejas (resonancia magnética, endoscopias o colonoscopias) y en tratamientos específicos, proporcionando una sedación adecuada para que el paciente siempre se encuentre cómodo.

Sin el avance de las técnicas anestésicas no sería posible la realización de las operaciones tan complejas que hoy se realizan. El avance de la cirugía va de la mano con el de la anestesia: ante una cirugía cada vez más compleja, estamos ante un progreso en el mismo grado de la anestesia.

Anestesiología, un control del paciente quirúrgico.

     

La máscara, punto de partida para los anestesistas.

Reanimación

Se le conoce comúnmente como "sala del despertar". En ella se atiende a pacientes que se someten a cualquier tipo de anestesia para la realización de una intervención o prueba diagnóstica. 

El objetivo es proporcionar al paciente los cuidados y el tratamiento de analgesia adecuados, para efectuar su traslado a planta en las mejores condiciones.

Está situada en una zona cercana al quirófano.

Equipo médico